Pico Urbión

A MONTAR EL BELÉN QUE NOS FUÍMOS!!!
La última salida del año, y como es de esperar en este fantástico club, (luego os detallaré el porqué de lo de fantástico), a montar el Belén nos fuimos al Pico de Urbión, Soria.
Esta vez, un autobús nos esperaba en la feria de muestras, habíamos madrugado un poquito y algunas personas con eso de las cenas, navidades, reencuentros y amigos, habían restado horas de sueño…por lo que durante el trayecto se aprovechó para descansar lo que buenamente se pudo.
No fuimos de los primeros en llegar…jajajaja… y gracias a eso, el tiempo nos acompañó durante casi toda la subida, otros montañeros al bajar “tipo espantapájaros” made in Pedro, con los pelos y gorros congelados, nos lo decían… ¡¡ Qué suerte que ahora hace bueno!! ¡¡ Ya podía haber hecho así a la subida!!
El autobús no pudo subir, y gracias a Paco, Golo y a Pedro, con cadenas en los coches, nos acercaron lo máximo posible al inicio de la ruta…El hielo hizo que varios coches cayeran a la cuneta, uno de los que vimos tuvo que sacarlo un tractor… La carretera estaba helada!!
Antes de subir, preparamos los crampones, piolet, polainas…los compañeros se apoyaban unos a otros…yo los estrenaba y Toño me ayudó a ajustarlos!
Al inicio del camino, y como no pudimos desayunar al estilo Ojancos, David, generoso como siempre, nos ofreció pan del día y torreznos de Montemayor.
Estaba todo nevado, brillante, se veía polvo de diamante fino en suspensión, en el cielo se apreciaba el color azul claro, acompañado de nubes blancas, los pinos y arbustos con nieve, los troncos parecían pintados como con azúcar glas congelada. Al pasar, y con la ayuda de varias manos simpáticas, la copos caían de las ramas de los árboles, refrescando y acariciando la piel del inocente… una sensación relajante y divertida!!
Llegamos al nacimiento del Rio Duero, unos aprovechamos para comer un poquito, ponernos los crampones e iniciar la subida al pico, el tiempo se puso más frio, pero no por ello, dejamos de hacernos fotos en cada sitio que nos parecía alucinante, un roca que parecía un puente, un arbusto súper congelado, el paso del rio…
Al final llegamos a cumbre, montamos el Belén, Alberto vestido de Virgen y David de San José. El sol quiso saludarnos entre las nubes, y aprovechamos para hacer más y más fotos de grupo, con nuestro logo belén verde. La sidra y el champan también nos acompañó, con risas y buen humor, nuestro Bertin Osborne de los Ojancos…
Durante la bajada, alguna caída hubo, sin más que lamentar, un día espléndido vivimos, en convivencia. En el autobús, Crucita nos invitó a una caja de las mejores pastas caseras de Tordesillas.
Como nueva y reciente socia, empecé este año en octubre con Picos de Europa, despido esta crónica detallando, lo que para mí hace especial y fantástico a este club, y es su gente, generosa, compañera, integradora y con una vocación de ayudar impresionante! AUPA OJANCOS!!

A las letras: Ana

A los Mapas: Javi Cano

A las fotos: Unos pocos Ojancos

Una cuantas de Ramón Aquí