Vegarada… que pasada!

VEGARADA 2019

…Y por fin llegó el ansiado fin de semana en Vegarada. Una de las citas más esperadas de la familia Ojanca.

Madrugones aparte, no podíamos empezar de mejor manera que degustando cafelitos y churros en la parada de costumbre en Puente Villarente (León). Esta vez salimos ganando con el cambio de cafetería (estaréis todos de acuerdo, imagino). A eso de las 11 de la mañana, y tras algún mareo que otro en el autobús, avistamos las cabañas de Eusebio. Esta vez, como aún no estaban listas nos fuimos directos a por la excursión. Pertrechados de raquetas y demás artilugios, comenzamos nuestra ruta del sábado por el precioso valle de Villaverde de la Cuerna hacia el pueblo de Redipuertas. Diez maravillosos kilómetros de un espectacular paisaje invernal con cervatillos corriendo incluidos (para los que tuvimos la suerte de verlos). Finalizada la ruta, y como es costumbre, nos recuperamos con unas cañas en Redipuertas. Los peques hicieron la versión pequeOjanca de la ruta; se ahorraron la caminata y estuvieron tirándose por la nieve, disfrutando seguro.

Ya de vuelta en las cabañas, y tras ponernos guapos y elegantes con una buena ducha, algunos fuimos a por más cañas al bar de Lugueros (bebemos más que caminamos¡¡¡). Con una noche preciosa y una luna enorme volvimos hacia las casas para cenar, echarnos unas risas y ¡a la cama¡ que al día siguiente había que madrugar. Me imagino que algunos descansarían más que otros; que si ruidos de maderas, que si ruidos de ronquidos,…¡por favor unos tapones para los oídos¡.

El domingo, después de desayunar, volvimos al puerto de Vegarada, donde hubo opciones para todos los gustos; excursión con raquetas, esquí nórdico o excursión con crampones y piolet. Este año se celebraba además el Campeonato de Castilla y León de mushing. Esto que, traducido, significa perros corriendo por la nieve con trineos, arneses y demás.

Los que hicimos la excursión de crampones intentamos coronar La Fitona (2041 m). Lástima que nos quedamos a las puertas porque un viento huracanado (uy cómo suena esto) nos dijo que no, que ése no era el día. Al menos disfrutamos del paisaje y de la adrenalina de ir con crampones en botas y piolet en mano.

Después de comer, subimos al bus y, cómo no, despedimos la cita escanciando sidra en el puente de Lugueros (¡ay que pena que se ha pasado volando este fin de semana¡). Unos dormidos, otros viendo la película de Campeones en el bus, llegamos a Valladolid.

Seguro que hubo otras muchas historias que no he podido contar, porque en todos los sitios a la vez no pude estar. Gracias a todos los que hacéis posible Vegarada os quiero dar (mucho nos acordamos de los que esta vez no pudieron estar). Hasta la próxima salida habrá que esperar…

Arancha

Powered by Wikiloc

Powered by Wikiloc