Las Tuerces

SE NOS TUERCE EN LAS TUERCES…
Tras varios días mirando al cielo y haciendo los rituales, cantos, bailes, etc necesarios para evitar la lluvia, ponemos rumbo a Villaescusa de las Torres un pequeño, pero valiente, grupo de ojancos.
El día comenzaba dándonos una tregua, el sol acompañaba con la melodía de fondo del sonido del río y las cascadas que se formaban por numerosos lugares, debido a la gran cantidad de agua acumulada estos días previos.
Un pequeño ascenso nos lleva hasta la Peña Mesa, atravesando un laberinto de piedras con formas de todo tipo y con un telón de fondo de lujo, como es la Montaña Palentina y sus cumbres nevadas.
Una vez arriba, los más pequeños marcaban el ritmo, con sus singulares juegos y los numerosos saltos para no pisar las orugas presentes durante toda la ruta.
Tomando la pista entre los altos pinos, caminamos en dirección hacia el Castillo de Gama, pero fue en este momento cuando el cielo se cubrió y empezó la “fiesta”. Cubos de agua caían sobre nosotros sin contemplación, ni los paraguas y chubasqueros consiguieron que no nos mojásemos hasta llegar al pueblo de Gama. Aquí toca agradecer a las familias que estaban alojadas en la casa rural del pueblo, ya que nos invitaron a pasar a todos para secarnos, darnos cobijo e incluso de COMER! Gracias de verdad.
Pero aquí no acabó todo, la cosa se complica cuando un grupo va en busca de los coches y a la vuelta se encuentra con la carretera cortada por el desprendimiento de la ladera. A esperar que los bomberos de la zona la limpiasen para poder salir y volver a casa. En este momento no faltaron risas y bromas entre todos, una anécdota más para los ojancos.
Pese a todo, solo agradecer al grupo la cooperación, implicación y motivación, que a pesar de que no se puedo realizar la escalada prevista, la gente se fue contenta. Habrá que intentar buscar otro día para escalar, ¿no?.

P.D. Si Pedro no organizó esta salida y cayó la del pulpo… ¿habrán cambiado las tornas? ¿Seré yo el responsable, será David…? Lo iremos observando próximamente.
Javi Cano