Nocturna a “El Montón de Trigo”

El día 10 teníamos una cita con la noche, y no era para tomar unas copas, era la clásica nocturna de Ojanco, en esta ocasión íbamos a ir al Montón de Trigo en la Sierra de Guadarrama.
Nos organizamos para ir con nuestros coches, los del Komando Pililla, como nos conocen en Ojanco, quedamos en la Hontana para tomar una “cerve” antes de ir y juntarnos todos, ahí ya teníamos la primera baja, Jaime que se había dado un golpe en el pie.
Después de más o menos una hora de viaje, llegamos al Puerto de Navacerrada, ya esperaban en la puerta de la residencia militar los primeros Ojancos, esperamos una poco más hasta juntarnos todos, y en poco tiempo ya estaba toda la familia ojanca con alguna cara nueva, todavía no hacían falta lo frontales porque había un poco de luz.
Empezamos andando por el camino Schmid, aprovechando para hacer alguna foto con las pocas luces que quedaban, y como siempre las clásicas charlas según vamos andando, después de más o menos 3 km ya con la noche encima había que sacar los frontales y dejar el camino Schmid para coger la senda de los cospes en dirección al puerto de la Fuenfría, el camino es muy transitable y muy marcado, y da gusto ir caminando entre estos pinares de pino Valsaín, una vez llegado al Puerto de la Fuenfría decidimos para a cenar, porque.. ”Vaya horas y sin cenar!!”. Ahí sacamos nuestras viandas, los del Komando lo llevábamos un poco organizado, cada uno una cosa, sin faltar los clásicos torreznos, chorizo de matanza, empanada, vino… que hacen la delicia de los asistentes.
Después de cenar reanudamos la marcha y empezamos a subir hacia Cerro Minguete, antesala para atacar el Montón.
Una vez que empezamos se levantó un aire que cortaba y hubo que sacar los cortavientos, la subida era una hilera de luces con destino al montón, mientras a nuestra izquierda podíamos ver la contaminación lumínica de Madrid, un espectáculo.
Una vez en el collado, todos juntos los dos “davices” nos quedamos con Felipe que estaba un poco cansado y no Iba a subir. El resto siguió camino a la cumbre, daba gusto ver subir la hilera de frontales mientras nosotros decidimos ir bajando hacia la Fuenfria y allí esperarlos, mientras veíamos como iban subiendo las luces hasta coronar (todo un espectáculo).
Cuando legamos a la Fuenfría esperamos un poco, pero decidimos seguir bajando hacia el coche y juntarnos todos allí, con una charla muy animada todo el camino.
Allí estuvimos esperando hasta juntarnos todos y tomarnos unas “cerves” porque llevábamos una nevera repleta de ellas.
Después tocaba despedirnos porque ya eran cerca de las 4 de la mañana y estábamos un poco cansados, así que para casa a descansar que ya era hora y emplazándonos a vernos en la siguiente “Los Ancares” ¡Que ganas de otra!
Un Abrazanco:
David

Aquí tenéis las de Ramón: https://goo.gl/photos/fiZUvmkGaY96735HA
y aquí las de David y Todas las de Beni