Ojancos en Ancares “Ojancares”

El pasado sábado 24/ 7 a las 8:00 de la mañana un grupo de 21 ojancos estábamos preparados para pasar dos días de montaña juntos.
Se veían caras de alegría porque, las salidas ojancas siempre molan, pero si son de varios días ¡Molan mucho más!
Unas 4 horas después ya estábamos en el comienzo de nuestra ruta en el puerto de Ancares para ascender el pico Miravalles (1.969 m)
La niebla acompañó en el camino arriba y cada vez que abría nos parábamos eufóricos a admirar las preciosas vistas que el cielo se empeñaba en esconder.
Fue una subida tranquila, disfrutando de la compañía y al llegar a la cima montamos el campamento para tomar el almuerzo.
Si en algo más es grande este club de montaña es en gastronomía. La lástima, que David Pililla decidió cambiar sus delicias de Omega3 por una barra de pavo… algunos íbamos soñando con ese ya tradicional manjar.
Afortunadamente a la bajada las nubes dieron tregua y pudimos hacer el camino hacia el pueblo de Balouta (León) admirando los preciosos valles que nos rodeaban.
El final del día no fue la guinda que merecía tan entrañable jornada. El accidente de un querido compañero en el albergue acabó la noche con preocupaciones que afortunadamente se resuelven con salud.
Al día siguiente nos esperaban dos cumbres El Cuiña (1.992 m) y el Mustallar (1.935 m).
El día estaba soleado, sin nubes y las ganas de montaña se fusionaron con las de pasar el día con amigos ojancos.
Fue una jornada larga de subidas, bajadas, subidas, bajadas, subidas, bajadas…. ¡Pero preciosa!
La primera etapa, sin complicaciones y con una temperatura ideal hasta el pico Cuiña, donde hicimos una parada a contemplar las vistas a ambos lados, tomar un poco de ese aire que te limpia por dentro y ver como David Vallelado volaba la cometa.
Encaminados ya hacia el Mustallar se fueron poniendo las piernas en buena forma.
La última subida hasta alcanzar la cumbre costó, que se lo digan a Esther que estuvo a punto de abandonar en el último momento. Unos ánimos al grito de “¡VAMOS OJANCOS!” llena de energía a cualquiera y así alcanzamos el techo en la provincia de Lugo.
La bajada fue lo más divertido: Cantamos, bailamos, nos reímos y nos deslizamos pendiente abajo en el parque de atracciones más natural.
Tras el almuerzo, el camino de vuelta. Un buen recorrido hasta el puerto de Ancares donde finalizábamos la etapa.
Un paseo que a los que llevábamos pantalón nos dejó un “bonito” recuerdo en las piernas gracias a los brezos, la vegetación más abundante de la zona.
La ruta del domingo fue preciosa un gusto disfrutar así 6 horas del monte.

Este fin de semana ojanco ha demostrado ser más que un club de montaña, ser más que un grupo de personas que comparten la montaña como afición.
Ojanco son amigos, gente que aporta, que comparte, se preocupa y ayuda.
De los momentos más difíciles se sacan las lecciones más positivas.
Ramón, esperamos que te recuperes muy pronto, eres de hierro y lo has vuelto a demostrar.
La subida al Mustallar fue dedicada a ti. En el club Ojanco, tus amigos te estamos esperando. ¡TE QUEREMOS!

A las letras: Cristina Cano (La Sister)

A las foto: Javi Cano (el Brother)

A los mapas: David (El friend)

Sabado Sabadete, camisa nueva… y al Miravalles

Powered by Wikiloc

Domingo dominguete, muda limpia… y al Mustallar

Powered by Wikiloc