Pico Morezón, menudo sorpresón!!

El Morezón en la Sierra de Gredos nos esperaba!!! Y como nos esperaba!!

Salimos desde la feria de muestras de Valladolid como de costumbre! Y rumbo a Mojados…….teníamos que recoger al “Comando Pililla” como no!….ya todos en el autobús camino Gredos!…

Después de un somnoliento y tranquilo viaje, nuestros ojos se despertaron con una agradable y bonita sorpresa! Una estampa blanca sobre la Sierra de Gredos nos transportaba al pasado invierno y estamos en primavera!

Tras la obligatoria y deseada parada en Hoyos del Espino, el almuerzo, café, tostas varias y una mejor compañía, recibimos a Chema, para dirigirnos a la plataforma (la cual se encontraba en obras).

Una vez en la plataforma, todos cambiados y listos, emprendimos la marcha por el camino empedrado (ideal para tacones altos!) después de que Pedro nos indicará que sería nuestro guía. Al poco, abandonamos el camino para ir campo a través por pastos inundados de agua y arroyos del deshielo que discurrían libremente por todas partes. Gracias a nuestra pericia y a nuestras botas saltar arroyos sin mojarnos fue coser y cantar, bueno, sobre todo gracias al “waterproof” improvisado.

Apenas recorridos unos metros, realizamos una pequeña parada para realizar una presentación, y vista la niebla en las cotas altas, rápidamente nos pusimos en marcha ganando altura entre matorrales hasta llegar a un refugio hundido, que según comentarios fue morada de cierto Rey…..

Abandonado el refugio, entre nieve y matorrales llegamos a una zona con niebla y nieve más profunda, que ya nos acompañaría hasta hacer cumbre (2.389 m), en la cual decidimos almorzar, esperando que la niebla se retirara para ver las tan deseadas vistas.

Después de realizadas las fotos de rigor, decidimos emprender la bajada, y para nuestra sorpresa, pudimos ver con todo su esplendor el Circo de Gredos (Almanzor, Laguna Grande, refugio, ….) como si de una postal navideña se tratara.

Entre matorrales y nieve húmeda nos dirigimos hacia el camino de la Laguna Grande de regreso a la plataforma, no sin antes ver como pastaban las cabras montesas.

Al llegar al aparcamiento, para nuestra sorpresa, el chiringuito estaba abierto, por lo que terminamos nuestro almuerzo acompañados del sol y como no, de una cervecita fresca.

Ya en el bus, cambiados de ropa y calzado, comentamos como una ruta sencilla, se transforma en una divertida aventura gracias a la nieve caída en los últimos días.

Con una cima más en nuestras piernas, ……esperando vernos en la siguiente!

Gracias a todos.
Pedro y Henar “Comando Pililla”

A las letras: Pedro y Henar
A las fotos: Ramón

A los mapas: Chema

Ir a la barra de herramientas