Saliencio!! el presi habla!!

Ojanco: Camino de la Adolescencia

Esta semana (imaginemos que lo he escrito entre el 12 y 19 de diciembre, ya lo decía la Fuga “como siempre, mal y tarde…”), se han cumplido diez años de la creación del club, yo no estuve presente ya que mi aparición fue a posteriori. Pero sí que me gustaría revivir aquel momento donde ocho jóvenes y jóvenas (como yo ahora) aguerrid@s y apuest@s iniciaban su andadura dando vida a un pequeño Ojanco, que con el tiempo iría creciendo… ¡y de qué forma!

Me voy a imaginar a cada uno de los creadores de este proyecto hace 10 años, por aquel 12 de diciembre de 2008, todos sentados en una mesa, boli en mano, con los ojos brillantes de emoción por lo que se estaba cocinando…

Hace diez años…

Un tal David, galán, seductor, alto, guapo, con ganas de comerse el mundo, con las ideas claras sobre el futuro del club, bromea y atornilla a sus compañeros.

Hoy…

Un tal David, galán, seductor, alto, guapo, con ganas de comerse el mundo, con las ideas claras sobre el futuro del club, bromea y atornilla a sus compañeros…

Hace diez años…

Un tal Antonio Vinagrero, serio, ondeando melena al viento, con la chupa de cuero, capaz de correr detrás de una pelota 90 minutos y subir a la montaña sin sudar, pone cordura a la mesa.

Hoy…

Hubiera contestado con un “ok” en el wasap … eso sí, ahora de 90 minutos detrás de un balón…

Hace diez años…

Una tal Irene, guapa, aventurera de tienda de campaña, cruza miradas pasionales con ese tal Antonio y miradas de desafío con ese tal David…

Hoy…

Después de algunos años, vuelve a tener tienda de campaña. Sus miradas ahora son para pequeños ojancos….

Hace diez años

Un tal Pedro mostraba los resultados obtenidos ante su primera fabricación de cerveza artesana, el resto del grupo le da su bendición.

Hoy…

Ha dado con la clave, ya tiene la receta perfecta: Pedrocho´s run beer.

Hace 10 años…

Un tal Higinio, cual perro por casa, amenazando con ir, inquieto, tirando de datos sobre un papel y con el ojo sobre algún mapa, modo hambrunas, bebe de todos los vasos que le rodean.

Hoy…

Seguimos igual, cambiamos los papeles por la Tablet y lo de comer… sin gluten dice, hablemos con el peruano.

Hace 10 años…

Una tal Alma, zamorana, peleando por dejar su nombre en lo más alto del atletismo, hace escapadas a la montaña palentina desde la llanura vallisoletana.

Hoy…

Continúa peleando por lo más alto en las carreras por montaña, pero ahora las escapadas son inversas, sin olvidar sus raíces, nos visita desde su querida montaña palentina… Donde estamos encantados de ir continuamente a visitarla.

Hace 10 años…

Un tal Pablo, juvenil, de pelo en pecho, juerguista, empieza sus batallas de correr por el monte, realizando un entrenamiento cruzado de Bar y Montaña, en ambos casos lo más importante era llegar bien a casa.

Hoy…

Debido al control financiero del club vive junto a Pablo Iglesias y comparte entrenamiento cruzado con Valdeón y Echenique.

Todos ellos, y un tal Joss (que no se me olvida) al que los nuevos no ponéis cara, pero es parte clave en la creación de este club y al que seguro volveremos a ver por aquí, arrancaron con la primera salida ojanca, Lagos de Saliencia. Diez años después, con todos ellos tirando del carro, más la aparición del señor Collazos, decidimos volver a los inicios (esta idea fue mía por mucho que digan…), cerca de 40 personas aparecen en escena. Caras conocidas y no tan conocidas, gente que prueba por primera vez o gente asidua, los que no sudan por más que andemos y los que no ven la hora de terminar, los que bromean o los que con una sonrisa dicen todo… cada uno es parte esencial de esta actividad.

Tras el viaje en autobús, como siempre, a nuestro ritmo nos ponemos en marcha, la nube nos está esperando con los brazos abiertos. Una rueda de presentación para romper el hielo y hacer por segunda vez oficial la presentación de Rubén Olmeda como parte de la junta (no sabe el marrón que le espera…), arrancamos camino de los Lagos.

Pronto el tiempo iba a dar otro color a la ruta, nieve “testimonial” y viento para hacerla mucho más épica. Como no podíamos entretenernos mucho, el ritmo fue constante y alegre, cuando nos dimos cuenta estábamos en lo alto de la Farrapona.

La nieve estaba tiñendo el recorrido y dejando una estampa para recrearnos y disfrutar de la actividad. Entre charlas, risas y algunos que aprovechaban para aprender inglés, llegamos a la mitad de la ruta, punto de retorno. Tras la foto de grupo toca regresar y buscar un hueco donde empezar uno de los míticos momentos ojancos, la comida. De esto podría escribir otro folio, pero resumo: Komanado Pililla tira de tabla y navaja, David huele y se acerca. Carmen reparte deliciosos experimentos caseros, David prueba. Rocio ofrece chocolates y gominolas, David prueba. David enseña un bocadillo que ha traído de casa, lo guarda y se lo lleva de nuevo.

Tras todo esto y mucho más, un brindis con champán para despedir otro gran año y continuar hasta el lugar de inicio.

Ojala todos podamos leer la crónica de 2028, con el mismo humor y cariño que se está haciendo hasta ahora. Ya lo decía Cohelo o wikipedia Antes que el esfuerzo, las rocas y el viento, la amistad es el componente esencial en la montaña.”

Vuestro tercer mejor Presidente: Javi Cano.

¡LARGA VIDA OJANCOS!

A las letras: el Gran Cano (Presi)

A los mapas: Zoooooorrooooo

A las fotos: Raaaaaamon